jueves, 23 de agosto de 2007

agosto en una ciudad de provincias


Cualquier sitio en el que vivamos, ya sea por diversas circunstancias o por elección propia, tiene sus ventajas e inconvenientes. Mi circunstancia y mi elección me han llevado a vivir en una pequeña ciudad de provincias. En invierno parece más grande, hay más gente en todas partes, cuesta mucho aparcar... pero ahora, en agosto la ciudad está practicamente vacía.



nadie alquila las bicicletas, el parque está desierto.

claro que la lluvia y el frío algo tendrán que ver. Quienes salen ganando son los perros, que pueden campar a sus anchas sin molestar a nadie. Pero lo peor son los dichosos cartelitos. Esta mañana para comprar un carrete de hilo he tenido que ir a tres mercerías, y menos mal que
era por la mañana, porque en la tercera, la única que estaba abierta, por las tardes cierran.

3 comentarios:

mavi dijo...

Las bicicletas son para el verano...pero cuando el verano escasea en cuanto a temperaturas, las bicicletas se quedan aparcadas.
Y las vacaciones para el comercio siempre en Agosto???... algún día cambiará esto y será más escalonado, o no, quién sabe???

Yolypatch dijo...

Bueno, el cielo era un poco amenazador para salir a dar un paseo en bici. Hasta la gente en el parque iba corriendo para no mojarse, jajajajaja.

Julia dijo...

Gloria,
Me alegro que te hayas decidido a crear tu blog.
Vives en una ciudad estupenda...aunque en agosto esté casi todo cerrado... como en todas las ciudades.
Julia